Reportajes Documentales

Reportajes realizados por nuestros fotógrafos voluntarios.

¡Si se puede! Sanidad no se vende, se defiende

¡Si se puede! Sanidad no se vende, se defiende

¡SI SE PUEDE! SANIDAD NO SE VENDE SE DEFIENDE En contra de la oposición expresada por las innumerables manifestaciones y demostraciones de protesta del personal sanitario y usuarios de la sanidad pública durante el pasado año, el pleno de la Asamblea de Madrid aprobó recientemente, con 69 votos del PP y toda la oposición en contra, la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas de la Comunidad de Madrid para 2013, que permite que la Comunidad de Madrid amplíe la externalización sanitaria, lo que supone un plan de destrucción de la sanidad pública madrileña: privatización de la gestión de seis hospitales públicos y 27 centros de salud, reestructuración de La Princesa y el Carlos II eliminando especialidades, privatización de los servicios no sanitarios de los 36 hospitales públicos, concentración de los laboratorios en cuatro hospitales, con la consiguiente reducción de personal, establecimiento del euro por receta…, abriéndose la puerta a miles de despidos y un empeoramiento generalizado de las condiciones laborales del personal sanitario y de las prestaciones sanitarias, universales y pagadas por los ciudadanos, que pasarían a ser beneficio y lucro del amiguismo político. Ante este nuevo y aplastante ataque miles de personas entre personal sanitario y usuarios de la sanidad pública volvieron a tomar las calles de Madrid el pasado domingo, en una nueva Marea blanca. que partiendo de distintos hospitales madrileños se concentró en la plaza de Neptuno para acabar en la Puerta del Sol ante la sede de la Comunidad de Madrid. Esta primera marea blanca de 2013 ha sido convocada por la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (Afem) y la Plataforma Asamblearia de Trabajadores y Usuarios por la Salud (PATUsalud), bajo el lema ¡SI SE PUEDE! SANIDAD NO SE VENDE SE DEFIENDE, durante su recorrido se corearon diversos lemas como “Ignacio, paciencia, nos vemos en urgencias”, en alusión al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, “Todos los sanitarios tenemos un deseo: que para la privada no haya dinero”… Una vez en la Puerta del Sol, los manifestantes guardaron un minuto de silencio “en señal de luto por la muerte de la sanidad pública”. Fotógrafos: José Fernando García y Nieves Caballero algunos derechos reservados Tweet

Ver reportaje

Image med2

Feliz 2013

  Tweet

Ver reportaje

Paremos la Masacre en Gaza

Manifestación Paremos la Masacre en Gaza

El domingo 25 de noviembre, la Plataforma de Solidaridad con Palestina, formada por más de una treintena de Movimientos sociales y ONGs, con el apoyo de Organizaciones políticas y sindicales, convocó una concentración en la Puerta del Sol de Madrid como protesta por las últimas semanas de violencia en la franja de Gaza que se han saldado con 139 palestinos muertos, más de 70 de ellos civiles, y cuatro israelíes, mientras que los heridos ascienden a unos 900 en Gaza y 219 en Israel, a lo que se suman unos 10.000 desplazados palestinos. Asimismo pretenden exigir al Gobierno que el día 29 de noviembre vote SI en la Asamblea General de Naciones Unidas que decidirá sobre el reconocimiento de Palestina como Estado observador. Fotógrafos: Angel Moreno, Nieves Caballero y Agustín Vadés todos los derechos reservados Tweet

Ver reportaje


Marcha Blanca en Madrid

Marcha Blanca en Madrid

Los profesionales sanitarios, en contra del Plan de Reformas del Sistema Sanitario Público de la Comunidad de Madrid Con la supuesta intención de mantener la viabilidad del sistema sanitario público, la Comunidad de Madrid piensa llevar a cabo en 2013 una serie de medidas, algunas ya en funcionamiento, mediante las cuales se consiga una bajada de sus costes, “manteniendo la calidad asistencial, mejorando la eficiencia y diseñando estratégicamente nuestros recursos humanos”. Algunas de estas medidas son: – Externalizar la actividad sanitaria en 6 hospitales y un 10% de los Centros de Salud utilizando el modelo de concesión (una forma de no emplear la palabra privatización) en seis de los ocho centros hospitalarios inaugurados hace solo unos años por la antigua Presidenta Esperanza Aguirre, además de otros ya existentes (por ejemplo, el Hospital de La Princesa) y de un buen número de los cerca de 266 ambulatorios que funcionan actualmente en la Comunidad. – Externalizar los servicios no sanitarios (cocina, lavandería, almacenes y mantenimiento que actualmente ocupan a cerca de 600 trabajadores interinos). – Transformar el Hospital de la Princesa en un hospital de alta especialización para patología de las personas mayores. – Transformar el Hospital Carlos III en un hospital de estancia media. – Nuevo sistema de aportación del paciente al precio de los fármacos (más conocido como “copago/repago”). – Implantación de la tasa del euro por receta (“tripago”) – Centralización de compras y de laboratorios con la intención de obtener precios más bajos (abriendo la puerta una vez más al amiguismo y la corrupción a gran escala), etc. Más de 10 organizaciones y sociedades médicas (*), incluido el colegio de Médicos de Madrid, han declarado su total rechazo a estas medidas, tomadas de forma arbitraria sin haber sido consensuadas previamente con ningún colectivo médico, sin una evaluación económica real, y sin atender a ningún tipo de consideración estratégica o médica. Estas medidas ponen en peligro la equidad del sistema sanitario, la calidad de la atención a todos los ciudadanos y la estabilidad y expectativas de miles de trabajadores sanitarios. Está suficientemente demostrado que el modelo actual de asistencia sanitaria es eficiente, barato, de una calidad reconocida a nivel internacional, gracias al trabajo que durante muchos años han realizado los profesionales sanitarios, y valorado muy positivamente por los pacientes. Según la Comunidad de Madrid, el problema se produce por la falta de ingresos suficientes para que todo siga funcionando. Ante esto, la palabra mágica es “privatizar”. La pregunta que enseguida se plantea es ¿cómo una empresa privada se puede interesar por un sistema sanitario que, si bien no cabe duda es en la actualidad de una calidad excelente, es difícil que dé beneficios? ¿Por amor a la Medicina? La respuesta es sencilla: las claras ventajas que supone apropiarse de un mercado, el de la salud, cuya clientela está asegurada. Casi todos los ciudadanos, en un momento u otro de su vida, precisan utilizar sus servicios por pura necesidad, por obligación, al encontrarse enfermo o incluso al tener un hijo, o un accidente, por ejemplo. La manera de obtener beneficios es acortar lo más posible el tiempo de estancia hospitalaria, emplear los mínimos y más baratos métodos diagnósticos y recortar en cantidad y calidad el material sanitario y la medicación. También, por supuesto, reducir la plantilla, lo que sutilmente se define como reordenar “estratégicamente” los recursos humanos: bajar salarios y sacar el máximo partido de las nuevas leyes laborales en beneficio de empresas privadas. Además, no hay que olvidar que en los puestos directivos de las empresas privadas que se llevarán el pastel de la sanidad publica madrileña (como ya lo han hecho en otras comunidades), se encuentran personas estrechamente ligadas al partido gobernante, como por ejemplo, Rodrigo Rato o el marido de Mª Dolores de Cospedal (Ignacio López del Hierro, directivo de Capio, empresa que ya gestiona diversos hospitales como parte de la Fundación Jiménez Diaz) Ya ha quedado demostrado en Cataluña que el “euro por receta” ha disminuido la adherencia de los pacientes al tratamiento, especialmente en los casos crónicos. Esto encarece la atención, ya que en muchos casos los pacientes terminan acudiendo a Urgencias debido a la desestabilización de sus enfermedades. Cabe preguntarse si lo que se recauda con ese euro compensa el gasto en Urgencias. Es un dato que se debería conocer, como tantos otros. En cuanto a la conversión del Hospital de la Princesa en un hospital geriátrico, la propia Sociedad Española de Geriatría ha expresado que “los hospitales monográficos de todo tipo están prácticamente desterrados en el mundo, por razones funcionales y hasta éticas. En el caso de los geriátricos la experiencia se abandonó hace décadas”. Así, como un ejemplo, el antiguo Hospital del Rey, especializado en enfermedades infecciosas, paso en 1990 a ser el Hospital Carlos III, un hospital multidisciplinario. Como suele ser costumbre de los políticos, el Plan de Reformas es un mero enunciado, quizá disfrazado de buenas intenciones, pero al que le falta su desarrollo, esa “letra pequeña” que es clave para llegar a saber lo que realmente se proponen hacer y que todos, ciudadanos y sanitarios, tienen pleno derecho a conocer. Y es que no hay que olvidar que se pone en juego miles de puestos laborales y la vida de miles de usuarios de un Sistema Sanitario al que contribuimos todos con nuestros impuestos. (*) Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (Icomem), Sociedad Madrileña de Médicos de Familia y Comunitaria (Somamfyc), Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG – Madrid), Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts), Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (Afem), Sindicato de Médicos y Facultativos de Madrid (SIME) dentro de CSIT-UP, Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria (AMPap), Sociedad de Pediatría de Madrid y Castilla-La Mancha, Sociedad Española de Reumatología (SER), Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), Sociedad Madrileña de Geriatría y Gerontología (SMGG), Sociedad Española de Medicina Geriátrica (SEMEG), European Union Geriatric Medicine Society (EUGMS), Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) Fotógrafos: Nieves Caballero, Fernando Villoro y Juan Antonio Sánchez Texto: Dr. Rafael Goya Moscoso Médico del Centro Concertado de Atención a Drogodependientes de Santa Hortensia (Cáritas-Madrid) todos los derechos reservados Tweet

Ver reportaje

Buscando Soledades

Buscando Soledades

En Barcelona existe un porcentaje de personas mayores de 65 años, que viven solas. En ocasiones en viviendas precarias no acondicionadas a su reducida movilidad física e incluso discapacidades. Lo que implica el no poder salir de su domicilio durante meses o incluso años. Esto problema, que no puede ser solventado económicamente debido a sus bajas pensiones, condiciona las relaciones que condenan a estas personas a un aislamiento social, que puede desembocar en enfermedades psicológicas e incluso el suicidio. Son conocidos los casos en que personas mayores, tienen caídas y quedan postradas, incluso días, hasta que alguien, un familiar o vecino, se interesa por ellos. He incluso casos más graves donde fallecen. Según el estudio “Envejecimiento y vivienda”, (2005 ) elaborado por el arquitecto Jordi Bosch, se describe el problema de las personas mayores que viven en pisos antiguos, poco accesibles. En este colectivo cada vez hay más mujeres y de mayor edad, quizá por eso en Cádiz han llamado al acoso que sufren como “asustaviejas”. Según este estudio, estos pisos se encuentran en el centro histórico de las ciudades, especialmente en Barcelona, debido a su densidad demográfica, concretamente en Ciutat Vella y L’eixample. Concretamente, más de 8.000 ancianos catalanes residen en viviendas consideradas ruinosas por el censo de 2001, unos 6.000 sin agua corriente y cerca de 16.000 sin lavabo. 673.000 mayores de 65 años viven en pisos sin ascensor, acusándose los problemas de accesibilidad y 31.000 ancianos están en riesgo de desahucio por no poder pagar el alquiler. El 85% de los ancianos son propietarios de su vivienda, el otro 15% vive de alquiler, uno de los problemas graves, que se complica con el acoso inmobiliario que sufren. El porcentaje de alquileres de renta antigua sometidos a prórroga forzosa, es decir, el régimen de alquiler indefinido con actualizaciones muy bajas, es más alto entre los ancianos. En estos casos el propietario de la vivienda debido a los bajos ingresos que recibe de alquiler, pierde interés en la rehabilitación de los pisos con lo que esta situación puede llevar al mobbing inmobiliario en el que se persigue la degradación del edificio para obligar a abandonarlo. Otro de las graves consecuencias de la soledad crónica, según el artículo del Dr José Carlos Bermejo, “La soledad en los mayores” publicado en la revista médica ARS Medica (…) la soledad puede tener graves consecuencias negativas sobre la salud. En el plano físico, sabemos que tiene un efecto debilitador del sistema inmunológico, lo cual aumenta el riesgo de padecer ciertas enfermedades. Se asocia, además, al dolor de cabeza, a algunos problemas de corazón y digestivos, a dificultades para dormir, etc. Sabemos también que aumenta el uso de los servicios médicos en función de la soledad, especialmente en atención primaria. A nivel psicológico, la soledad influye en la baja autoestima, y puede ser la antesala de otros problemas como la depresión o el alcoholismo, como también de ideas suicidas. La pérdida de la pareja especialmente es la que más aumenta la posibilidad de desencadenar trastornos psicopatológicos como la depresión o la neurosis. (…) Analizando el problema, existen entidades, como Enxarxa. Pla Comunitari del Besòs-Maresme que tiene como uno de sus objetivos ocuparse de la gestión del Plan de Desarrollo Comunitario conjuntamente con agentes y participantes implicados, potenciando y dando apoyo a los programas y actividades dirigidas a mejorar la calidad de vida de los habitantes del barrio. Enxarxa dispone de convenios con los Servicios Sociales y la Asistencia social del Centro de Atención Primaria (CAP), para cuando uno de estos servicios detectan un caso de soledad importante y después de su valoración, derivan a estas personas a Enxarxa, la cual a través de campañas, solicitan voluntariado de acompañamiento. Fotógrafo: José S Raz Texto: José S Raz todos los derechos reservados Tweet

Ver reportaje

dar

DASYC – Dar sin recibir, todo un arte

DASYC es una Fundación Valenciana que se ha fijado la misión de “… la realización de iniciativas sociales y culturales dirigidas a promover el progreso humano, educativo y cultural de las personas”. Dentro de esa hermosa meta uno de los proyectos de DASYC es el de acompañamiento a personas mayores. Cada uno de los voluntarios tiene asignado a su cargo un “usuario” al que acompañan durante unas horas semanales para que estos puedan estar acompañados y salir de sus casas. En una época donde la comunicación electrónica es tan ubicua no deja de ser una paradoja que muchas personas mayores sufran de “incomunicación” por razones de edad y salud, ya no tienen familia o la que tienen no puede atenderlos. Al final el vínculo entre usuario y voluntario es tan fuerte como la amistad o la familia. Es destacable que todos recalquen que han recibido más de lo que han dado. En este reportaje cuatro parejas de Alicante representan a todos los dan sin que esperen recibir nada a cambio. www.fundaciondasyc.org Fotógrafo: Carlos Pérez-Adsuar Antón todos los derechos reservados Tweet

Ver reportaje


Página 68 de 70« Primera...102030...6667686970